Para comprar fotos del blog y que te las lleven a casa:

martes, enero 27, 2009

Aterrizando

:
Me presento. Mi nombre es Edik y desde hace un par de semanas vivo en Madrid. No sé que os puedo contar a vosotros de Madrid o de España que no sepáis ya, la mayoría habéis vivido aquí, si no nacido, y la conocéis estupendamente. Os contaré las cosas que me llamen la atención, que me sorprendan, como Edu os contaba el año pasado su visión de Kiev y de Ucrania. Sin duda nuestras experiencias serán diferentes: Edu llegaba a un país que le acogía con residencia diplomática, y en el vivía con un poder adquisitivo diez veces mayor a la media de la población.

Yo para llegar aquí he de conseguir visado, una pesadilla de la que es mejor que no sepáis nada, o de la que yo nada os voy a contar, ya sé lo mal que sienta que vengan los extranjeros a criticar tu propio país, me resulta todo muy caro y vivo en el más absoluto de los anonimatos. Como todos vosotros, soy un pringao más… incluso a veces no me dejan entrar en algunas discotecas… eso para alguien acostumbrado a ser importante y respetado, como era en mi país, es algo a lo que me resultará difícil acostumbrarme.

Y parece como si todo estuviese hecho para que te des cuenta de lo insignificante que eres, esa es de las primeras cosas que me llaman la atención de aquí. En Kiev, en cualquier local al que vaya, lo primero que encuentro es un guardarropa donde dejar mi abrigo, con una señorita que luego me lo pondrá cuando me vaya… aquí tengo que buscar un hueco entre sillas o la barra, manchada de aceite, o encima de la maquina de tabaco (en España el tabaco lo venden en máquinas, en vez de en el menú). Los bares parece como si se estuviesen incendiando todos, llenos de humo, que hace que al rato de estar allí te piquen los ojos y te lloren…., exactamente como si estuvieses en un edificio en llamas. Entre eso y el frito constante de las cocinas, volver a ponerte el abrigo es como meter la cabeza en la salida del aspirahumos y respirar… y eso en los bares que te puedes sentar. En muchos de ellos la gente está de pie, muy juntos, con la copa en la mano porque no tienen sitio para dejarla, y casi sin hueco para moverse.

También me resulta curiosa la pérdida de significado de la ropa… en un mismo local hay una gran cantidad de gente vestida con estilos de ropa diferentes, las mujeres se visten casi igual que los hombres… y todos, absolutamente todos, hacen muchísimo ruido.

Las calles son maravillosas. Una canica se podría recorrer sin problemas la ciudad de norte a sur y de este a oeste. La luz es muy viva y las hace todavía más limpias, y de noche todas las calles están iluminadas. Es posible pasear por la propia ciudad, no sólo en jardines o parques, las aceras… es casi toda la ciudad como Xreshiatik, la calle principal de Kiev.

Y aún hay cosas que debo aprender… el otro día intenté negociar el precio de un taxi antes de subirme y por la reacción del taxista entendí que no es algo habitual aquí… parece que cobran por tiempo o distancia. Luego el taxi me preguntó por qué camino solía ir habitualmente, y le dije que no sabía, que no era de allí. Tardó el doble y pagué el doble que el día anterior por ir al mismo sitio desde mi casa… con lo fácil que es acordar el precio antes!!

Más cosas que me han llamado la atención: cómo no, los toros. Yo sabía que en España eran una cosa importante, pero aún así me sorprendió el trato que le daban en esta noticia el otro día:

El toro asesino

Nunca pensé que se hablase así de algo que ha matado a una persona, y menos que esto pueda hacer tan feliz a otra como para que no le importe que se publique en un periódico su satisfacción. Y que el periódico lo vea normal.

No sé si poquito a poco me iré acostumbrando… aunque espero que ciertas cosas no dejen de sorprenderme nunca.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece innecesario que caigas en este desdoblamiento topico y tipico de personalidad,innecesario porque supongo que no te hace falta tener nombre eslavo para que una ciudad de tu propio pais,e incluso tu ciudad,te sorprenda y no deje de hacerlo y nos los cuentes y nos guste,topico porque te sorprenden las cosas que son las cosas que sorprendian a los turistas de la Espana de Franco y de Berlanga,toros,bares,y ruido(de verdad te habias olvidado de los toros,los bares y el ruido?,creo que ni aunque hubieras estado diez anos deportado en Siberia te hubiera sido posible olvidar la triada antropologica sobre la que se sigue manteniendo nuestra cultura salvaje,ociosa y ruidosa!,tipico porque no dejas de darnos una imagen de un tipo mas parecido al principe de Zamunda(solo falta que en vez de Kiev,venga de alguna tribu de nomadas del desierto entre Libia y Sudan)que al inmigrante que viene como exiliado por razones economicas al mal llamado mundo desarrollado y que en ningun caso espera que ninguna senorita le ponga el abrigo o le diga lo fantastico que es con un roceteo en la entrepierna,en fin,como experimento literario de tema libre puede estar bien,pero me parece que centrar tus esfuerzos prosaicos,y nunca mejor dicho,en estos experimentos literarios es desperdiciar toda ese energia que podrias utilizar para recorrerte las calles de la ciudad como si fueras tu mismo,besitos!

Edu dijo...

Supongo que no hace falta, no... es simplemente una excusa para comentar la noticia, que me parece acojonante el trato que se le da, y para no colgar simplemente el link y jugar un poquito. Pero ya veo que te ha sentado bastante mal.

A pesar de hacer estas tonterías y experimentos inútiles, aún tengo bastante energía como para hacerlo compatible con recorrerme las calles de la ciudad y de las ciudades, y no sólo como si fuera yo mismo, sino siendo yo mismo. Y aprendiendo qué coño significa eso.

Saludos.

amor dijo...

lo del guardarropas es algo que se ha perdido en mucho en madrid, sería genial recuperarlo y en eso ser aquí como dices que sucede en kiev

mi saludo

Anónimo dijo...

amor,...,hablas espagnol?,porfavor manifiestate mediante una gramatica ke podamos entender todos los que hablamos este idioma,haz un esfuerzo,yo se ke puedes,tus intervenciones dejan huella de ello,solo te pido ke escribas en alguna lengua que entendamos los que entramos en este hermoso blog,porfavor,yo de momento,solo puedo manifestar mi profundo desacierto con esto de desdoblar personalidades!;UN oBESITO PARA TI otro para edu,...!

Edu dijo...

...pero qué está pasando aquí?? Por que se le da esta caña al pobre amor?? Me he perdido algo????

DdeAndrés dijo...

Se te da caña por Ucraniano!? Jeje! A mi me gusta la idea de Edik, sigue con ella a ver a dónde nos lleva.
Un abrazo.

Edu dijo...

Ha sido entrar Edik en nuestras vidas, y esto se ha convertido en un campo de batalla, jaja!!! la agresividad de Kiev se reproduce en este sitio virtual????

Anónimo dijo...

Me ha encantado! Creo que tienes razón... Aún así espero que pronto descubras lo maravillosa que es Madrid, sus callejuelas, las cañitas, las luces y gente, siempre gente...