Para comprar fotos del blog y que te las lleven a casa:

viernes, abril 18, 2008

Seis meses en Kiev, o más.

:
Últimamente, como decía Alberto en su último post, esto, como cualquier blog (en realidad algo menos) de cualquier becario Icex, se parece más al National Geografic que al Pali físico que inspiró este Pali virtual.

Así que hoy os voy a contar como es mi Pali de Kiev, aunque eso sea imposible. Casi tan imposible en Kiev, como en la nueva Sevilla en la que ya no se puede sacar la cerveza a la calle… no en el Pali, sí en el Salvador, no allí, sí en las Columnas. A los que no conozcáis Sevilla, no os la perdáis. Y si conseguís entenderla, me la explicáis.

Ya os expliqué sin fotos mis primeras sensaciones sobre Kiev, al poco de llegar aquí, y muy poquito después, algunas de mis primeras batallitas en esta ciudad. Este último post lo escribí a finales de octubre, cuando no llevaba todavía ni un mes aquí. Y seis meses después, la verdad es que mis sensaciones han cambiado más bien poco. Eso sí, me pregunto cada menos qué es lo que estoy haciendo aquí… no porque haya encontrado una respuesta, si no seguramente porque ese equilibrio en la locura del que os hablaba, ha desaparecido por completo, y al quedar sólo la locura, o al menos ser la explicación más convincente a cualquier pregunta, es mejor dejar de hacérselas. Al menos de momento. Relájate y disfruta, como le diría el violador a su víctima.

Y eso es lo que hago. Disfrutar de la locura que es esto, que era cuando llegué y que sigue siendo ahora. Y del poder manejarme cada vez mejor dentro de esta locura. Seis meses después me encuentro hablando en ruso con un vicepresidente de la Federación Ucraniana de Fútbol, discutiendo sobre el ingreso de Ucrania en la OTAN con esos taxistas o coches espontáneos que os contaba que te llevan por dos euros, y con los que antes sólo conseguía negociar el precio, con la emoción de no estar seguro hasta el momento de pagar de si el precio pactado finalmente había sido 16 ó 60…

Yo estaba convencido de seguir en ese equilibrio en la locura… hasta que esta semana hemos tenido aquí un evento, por el que ha venido mucha gente de Madrid… y viendo sus caras ante situaciones que para nosotros son ya totalmente normales, te das cuenta de que no, que lo tienes que asumir: relájate y disfruta. Y en esas estamos.

Y eso sí que ha cambiado en estos seis meses. ¿Qué hacemos por aquí, cómo hacemos por aquí nuestro Pali? Pues muchas cenitas en casa, muchas cenitas fuera, sobre todo en un restaurante italiano donde según los propios italianos (milagro!!), las pizzas son mejores que en Nápoles, en restaurante georgianos, donde nos ponemos hasta el culo de jachapuri, que es un pan con queso que está tremendo, y básicamente en todo lo que sea comer y beber. Pues sí, como en Sevilla. Pero sin acceso a la vida cultural, si es que la hay, cines, etc... Efectivamente, también como en Sevilla. Bueno no, aquí puedes ir a la ópera por 10 euros, así que algo más se puede hacer.





Y nuestro poquito de turismo, visita de los canales de Kiev, la Venecia de Europa de Este…



Nuestro poquito de integración con los aborígenes…



Y sobre todo, lo que hace un Pali y lo que ha cambiado es la gente que estoy y que he conocido aquí: gente como Michela y Silvana, que ya se fueron, dos italianas de una inteligencia y un sentido del humor que te recuerdan cada día que estamos obligados a disfrutar de la vida cada minuto aquellos que podemos, Valeria, de quien ya os hablé, trabaja con niños con cáncer y a pesar de ello (o precisamente por eso) es la más fuerte de toda Ucrania y parte del extranjero, Vivian, Paco, mis compis… en fin, qué gran Pali.



Por cierto, el día 25 de abril me voy a Berlín, y me vuelvo el 4 de mayo desde Viena, en principio con algunos compis de éstos del Icex, aunque todo se puede negociar, ;-)… como se dice por Kiev.

Espero llevarme alguna sorpresa.

Saludos.



1 comentario:

missbrightside dijo...

Al final, aunque al principio nos parezca imposible, hasta la ciudad más dura nos acaba perteneciendo un poquito...y la buena compañía ayuda.

Eso de que discutas en ruso/ucraniano con los taxistas...me parece un estupendo balance¡¡¡

Sigue disfrutando y un besazo enorme

Besos brasis

cris