Para comprar fotos del blog y que te las lleven a casa:

miércoles, diciembre 05, 2007

Soy tan rejon que se me olvida ponerle titulo a mis propios posts



Son las 19.40 de Ucrania, las 17.40 de Portugal, y en medio, España. Estoy en la oficina, intentando escribir una entrada rápidamente para compartir esta sensación con vosotros. Mientras escribo resuena en mi cabeza el himno de la alegría, casi me parece que lo siguen con su tictateo las teclas de ordenador. Porque estoy contento, y por que de nuevo me siento europeo. No porque haya sufrido una crisis de identidad, no. Porque hoy de nuevo, después de dos meses, tengo el pasaporte de servicios español con el que llegué a Ucrania, con mi visado renovado, y por tanto con la posibilidad de salir del país. Ya que comparto pasaporte, compañía de seguro y modelo de abrelatas con muchos de mis compañeros, le robo una foto a cualquiera de ellos, por ejemplo a la de indonesia del año pasado:




Y digo que me siento europeo por la libertad que ese sólo hecho, el de haber nacido en un país miembro, me otorga. La de poder moverme libremente por la mayoría de los países del mundo. Por supuesto, no puedo comparar mi situación durante estos dos meses de indocumentado con la de ningún ciudadano ucraniano... hemos conocido chicas que se casan con “apuestos” compatriotas nuestros o italianos para poder salir del país, mientras se despedían de sus novios de aquí... pero bueno, el prometido estaba muy enamorado, según una de las chicas, “porque le mandaba papel higiénico todos los meses...” . No comment.

Pero en fin, por primera vez en dos meses tengo la posibilidad de salir del país, mañana me voy a Berlín, con mi billete comprado hace unas semanas y que hasta hoy daba por perdido, a encontrarme con algunos de mis compañeros de fatigas (y más cosas) durante los seis meses en Madrid.

Y por el contraste de eso con la sensación rara para nosotros, que produce el no poder salir de un país por no tener un papelito, perder un billete y un encuentro con los amigos, por ese contraste, suena el himno de la alegría, taaaaa ta ta ta ta taaa ta,la la laaa la laaaaa lala, ...!

Pero bajito, sin olvidarme que algunos de los habitantes del país en el que vivo, se casan con gente no conocen, para ganar esa libertad que no tienen sólo por su nacionalidad. Y que no la quieren para pasar un fin de semana con los amigos.

Saludos para todos.

2 comentarios:

B3lisario dijo...

Edu...esa cartilla de vacunacion internacional???? Te has puesto la fiebre amarilla????


Joder, que guay ir a Berlin....a mi me quedan tres semanicas para conocer la capital de Brandemburgo..deberias de pasarte de visita por alla tambien en nochevieja!

Al dijo...

Claro que me paso por tu blog.... Y por el de todos. Y me quedo con cara de idiota, jejeje. Y la verdad, disfruto mucho leyendo alguno de ellos (reconozco debilidad por el tuyo, el de David y el de Susana), pero a todos os visito. Aunque discretamente.

Un abrazo, desde el mito de la lluvia, Londres.