Para comprar fotos del blog y que te las lleven a casa:

viernes, noviembre 17, 2006

¿Viajero o Turista?


En palabras de Alberto Granado: "En agosto de 1964, el Che quiso despedirse de mí; yo creí que se trataba de uno de esos viajes en que representaba a Cuba en asambleas internacionales, pero después me enteré de que se había ido a combatir al Congo. En ese encuentro yo le comenté que de todos los vicios capitalistas había dos que no lograba quitarme, uno era viajar y el otro era el trago. Él me respondió: "Mirá, petiso, vos sabés que el trago nunca me interesó y viajar, si no es con una metralleta, tampoco me atrae."

“Necesitamos ver el mundo en su realida
d no en su retrato; necesitamos bañarnos en la vida” Javier Reverte.



“La aventura, la gran aventura es contemplar como aparecen una cosa desconocida tras otra cada día delante de tus ojos” Henri Cartier-Bresson

Muchas veces he preguntado a mis amigos: ¿Tú cuando sales que eres viajero o turista? ¿Haces turismo o por el contrario viajas?

Casi siempre se me responde lo mismo: Yo viajo. Por supuesto.

Como si el hacer turismo fuera malo en sí mismo, o en todo caso de un nivel humano menor que el viajar.

Sin embargo cuando pregunto cual es la diferencia entre el viajero y el turista casi nunca se me da una respuesta clara; casi nunca me saben que responder.

Lo más que he sacado en claro es que el viajero no sabe cuando regresará a su casa mientras el turista tiene una fecha fija de vuelta.

Esto tampoco me convence porque si fuera así casi ninguno de nosotros habría viajado nunca; casi siempre que hemos salido sabíamos cuando íbamos a volver: teníamos un billete de avión, de tren o de autobús para la vuelta. O teníamos en mente una fecha de regreso más o menos aproximada.

O si esa fuera la diferencia el personaje de Willy Fog nunca hubiera sido un viajero; y nadie lo duda que lo fue.

También se me ha dicho que el turista no se mete en la vida del pueblo al que visita, no ve sus costumbres, no entiende su cultura, ni oye sus esperanzas, ni intuye sus frustraciones. Y como no hace eso, no puede analizar la realidad que rodea, no encuentra la diferencia entre su mundo y el nuevo que visita; sólo consume (sic) paisajes o monumentos. Por lo tanto al regreso de poco la ha servido la visita, sólo tiene para enseñarles a sus amigos un puñado de fotos de monumentos, y unos cuantos souvenir y camisetas con frases estupidas o geniales. Además se me dice que el turista ya sabe de antemano aquello que va a ver, por lo tanto no hay sorpresa en la visita, y uno se queda con la idea previa que tenía antes de ir hacia allá.













Pero esta estigmatización del turista no resulta real: conozco muchos mayores que vienen de sus visitas totalmente organizadas con guías y autobuses grupales a más de mil de Paris, Viena, Londres, Praga, Munich, Venecia, Roma, o Estambul, con millones de anécdotas, de análisis sobre la realidad sobre aquellas ciudades y aquellos países, de interpretaciones de las diferencias culturales que les separan de esos pueblos, para contar a sus amigos. Y desde luego sí que se sorprenden de lo que van viendo y experimentando. Porque cada uno interpretamos la realidad como la vivimos, así que por mucho que nos cuenten como son las cosas, en el momento en que las vivimos por nosotros mismos la experencia se convierte en un acontecimiento único, y nuevo: soprendente.
Así que a la vuelta sí tienen mucho que dar: recuerdan constantemente lo vivido allí, y piensan que entienden mejor el mundo; por lo tanto ser turista no es vano.

Pues bien, si tan difícil les es a mis amigos –todos ellos seres inteligentísimos- darme una respuesta convincente a mi cuestión; será porque no hay una diferencia clara entre el turista y el viajero ¿o sí?

Dicen los chichewas, que viajar es bailar y pregunta Javier Reverte que sí exista algo más libre que bailar. Esa es la clave.

Viajar es el último verbo libre, viajando nos hacemos libres: estamos en libertad. Si no es así no es viaje.

Viajando decimos adiós a nosotros mismo, o a lo que somos nosotros mismos en nuestra rutina. Si realmente viajamos nos convertimos en otras personas, quizás en las que somos realmente.

Al viajar nos olvidamos de todas de todas fórmulas mil veces repetidas en nuestra rutina que nos hacen salir más o menos airosos de situaciones que ya nos sucedieron miles de veces. En nuestra rutina tenemos que tratar a diario y por mucho tiempo con personas que no nos merecen ninguna estima mientras alejamos a nuestros seres queridos y nos reunimos con ellos de higos a brevas. Para hacer menos penosa nuestro día a día aprendemos o nos inventamos fórmulas, frases, comportamientos que nos hacen que no se hagan tan lentos los tratos con las personas que No queremos a nuestro lado. Es decir: dejamos de ser nosotros, y por lo tanto de ser libres en el momento que dejamos de decidir en cada que hacer para pasar a repetir constantemente lo aprendido o inventado (una sola vez).

Pero viajando haz de preguntarte constantemente qué hacer, cuál camino coger, o simplemente puedes decidir no decidir nada y dejarte llevar por los acontecimientos. Si estás viajando te encuentras a gentes de tu agrado y otras que no lo son, pero en todo caso podrás decidir con quien ir o quien no. Y si no es así: si las circustancias te empujan a tratar con quien no quieres habrá sido gracias a tu error, o por culpa de tu acierto; pero en todo caso tendrás la conciencia plena de lo que vives, y el recuerdo de lo que te llevo allí.

Así que viajando estás inventando, y por lo tanto creando. Viajando te está descubriendo a ti mismo, o quizás te inventas a ti mismo ¿Y se puede realizar más uno que de esa manera? Bueno quizás sí.

Además viajando también se hacen todas esas cosas que se le suponen desde siempre al que viaja: se viven otras costumbres, se experimenta el estar en otros puntos de vista, y en otros puntos de mira (y no los de siempre, que ya aburren), se escuchan nuevos ruidos, se bailan nuevas música, se ven nuevas caras, se comen nuevas comidas, y se beben diferentes licores.

Viajando se aplaca la nostalgia que todos tenemos de lo no vivido, de lo no visto, de lo (todavía) no sentido.

Viajar prolonga tu vida, la hace sensiblemente más larga; pero no es realmente gracias al viaje sino gracias a la libertad. Las horas en las que eres libres (las horas que pases luchando, o viajando, o con tus amigos) serán las mas largas de tu vida y las que más recuerdes: las que más vivas; a lo otro mal se le puede llamar vida.

Burton dijo que el momento más alegre (y el más triste; y el más vivo añado yo) de la vida de un hombre es el de la partida a un largo viaje hacia tierras desconocidas.

Puede que tuviera razón. Nunca lo sabremos: ya no existen manchas negras en los mapas. Pero sí queda la sensación de alegría que experimentamos al comienzo de un viaje hacia lugares desconocidos (para nosotros).

El viaje también tiene una característica que lo hace único: los ricos no viajan (tampoco los pobres añadirán algunos. Obvio digo yo).

Viajar no es caro, pero tampoco barato. Para viajar durante mucho tiempo, hace falta dinero, y evidentemente hay que tener cuidado de cómo gastárselo. Aquel que va viajando gastando mucho dinero –en autobuses buenos, en hoteles de lujo, en restaurante de 25 tenedores, en actividades turísticas- inevitablemente deja de viajar para esclavizarse en la espiral turista-consumista. Eso suponiendo que alguien que tenga mucho dinero pueda estar mucho tiempo fuera de sus “responsabilidades”.

La gran aventura es siempre el viaje, y aventura es el recorrido de nuestros sueños, y no se sueña con ser esclavos: eso sería una pesadilla.

Pero claro, el viaje engancha, y la libertad también.

Para eso nace el turismo. El turismo es el viaje con cadenas. Da igual si estas un año o una semana de turista. Da igual que el turista sepa o no lo que va ver. No son estos los parámetros que lo diferencian del viajero. Hacer turismo puede ser muy beneficioso y gratificante. Ya lo he escrito: se pueden conocer nuevos sitios, nuevas gentes, blbalblalbalbala Pero no será viajar.

Y no lo es porque viajar es sentirte libre, y hacer turismos significa tener un hotel ya determinado desde Sevilla, con unas visitas ya planeadas de antemano, con una guía que te lleva y te trae, con un grupo de gentes que te acompañan a todos sitios, con poco tiempo para hacer todo (o nada). No es que esas cosas sean las determinantes en sí. Pero sí te quitan el tiempo para viajar, para decidir por ti mismo. Para ser libre. Al final haciendo turismo se reproducen las mismas formas de la vida rutinaria que ya vives allí donde habitas.Es la misma vida de trabajador en tiempo festivo pero con un nuevo escenario. Haciendo turismo pagamos a alguien o a algo para que decida por nosotros. En pos de la comodidad nos convertimos en esclavos de lujo.

El hacer turismo será placentero, pero como puedo ser “irse de putas” o comer en un restaurante. Pero desde luego no es transformador, ni nos hace sentirnos libres (es lo mismo), ni nos rebela contra el orden establecido.

El viaje sí. El verdadero viaje es transformador, y por lo tanto revolucionario. Y engancha.

Claro, es peligroso. Te puede pasar como al Che, y puedes intentar cambiar a mejor las cosas.

Y eso muchos no lo quieren.

Pues eso.

Ps: Sigo estudiando.

Ps2: Ayer, ví Un mundo perfecto. Estuve pensando que era una gran Road Movie, como dicen los yankees. Y a partir de ahí me acordé de Keruac y de su On the Road.

Lo leí hace cuatro años pero hay un pasaje que se me quedo en la cabeza para siempre: tenía que ver con el rollo de sentirse libre viajando, o de dejar de ser uno mismo. Así que como venía bien para la paranoya que arriba he escrito, cogí el libro despues de la peli y lo busqué, sin exito.

Lo que sí encontre fue un párafo(el único de todo el libro) que estaba subrayado. Me sorprendió.

Es este:

"...nuestro maltrecho equipaje volvió a amontonarse en la acera; todavía nos quedaba mucho camino. Pero no nos importaba: la carreterra es la vida"

Me alegra pensar que sigo pensando como pensaba hace cuatro años. Nunca se sabe.


Ps3: Al final encontré el texto que buscaba al principio:

Me desperté cuando el sol se ponía rojo y fue aquel un momento inequívoco de mi vida, el más extraño momento de todos, en el que no sabía ni quién era yo mismo: estaba lejos de casa, obsesionado, cansado por el viaje, en la habitación de un hotel barato que nunca había visto antes (…) No estaba asustado, simplemente era otra persona, un extraño, y mi vida entera era una vida fantasmal. Estaba a medio camino atravesando América, en la línea divisoria entre el Este de mi juventud y el Oeste de mi futuro, y quizá por eso sucedía aquello allí y entonces, aquel extraño atardecer rojo. (Kerouac, J. 1998 :27).

Lo encontré en la Internet; de mi libro parace que ha desaparecido.

32 comentarios:

gepet dijo...

te habras quedado contento despues de esta parrafada, que gran analisis(eres bueno, muy bueno)una pena que despues te cagues con cosas tan rutinarias como meterle cuello a una italiana, no me imagino que podría haber pasado en una situacion y en un lugar desconocido.Creo que si el titulo de tu reflexión hubiera sido "ALFALFA O TRIANA" quizas hubiera tenido más éxito,bueno mortal(ahora si te mereces ese mote)yo siempre te apoyaré, porque tú si eres grande. Bueno un besito en ese micropene y nos vemos en los bares de tierras lejanas donde me comes la banana

gepet dijo...

se me olvidaba, si la otra foto del caballo en la nieve me encanto, esta con el caballo tieso me ha puesto triste,pero la virtu sale muy favorecida

Cocoloco dijo...

Enhorabuena compañero, espectacular el post, te juro q me ha alegrado la mañana del lunes. Y espectacular el coemntario del gepeto: "no me imagino que podría haber pasado en una situacion y en un lugar desconocido". tu si te lo habras imaginado verdad compañero?sabes q habria pasado en ese momento,. Muy muy bueno, de verdad. Me encantó.
Si es entero de tu cosecha, me acabas de dejar muy muy flipado, enhorabuena artiston, yo, pensando lo mismo o muy parecido, nunca me habria podido acercar a exponerlo con esa clarivdidencia. Supongo que viene del numero de horas q dedicas a leer q este tal reverte, que por cierto, deberias obligarnos a todos a hacer lo mismo, empezando por pasarme un libro...
Gracias otra vez compañero...
PD. Despues pondré en corto pego, las cosas q mas flipado me dejaron...

Cristina dijo...

Uffff Morta, lo pones muy difícil. G Estoy de acuerdo contigo en todo lo referente a la transformación y la libertad que suponen los viajes. Hay algunas frases que me han gustado mol, y algunas que son simplemente admirables. La verdad es que abres un tema muy complicado. Intentaré comentarte algunas cosas aunque tengo poco tiempo.
Empiezas recordando las palabras de Alberto Granados. A mi me ha recordado a su vez a una escena de la peli Diarios de Motocicleta que tiene que ver bastante con el tema.
En el desierto de Atacama los “viajeros” se topan con un matrimonio que va a buscar trabajo a la mina. Cuál fue la sorpresa de aquella pareja (imposible olvidar sus miradas) cuando entendieron que el viaje de los médicos no se debía a ninguna necesidad sino al puro placer (aunque no sé si llegarían a entenderlo de verdad). Viajaban porque sí.

Los viajes pueden deberse a muchas cuestiones. Históricamente no han tenido mucho que ver con el placer sino más bien con el hambre, la guerra, las catástrofes naturales, los cambios climáticos...etc.

De hecho, una de las mayores revoluciones de la humanidad (por no decir la más importante) fue la neolítica, en la que el ser humano cambió su vida nómada por una sedentaria gracias al descubrimiento de la ganadería y la agricultura. Ya no tendría que “viajar” sino que podría vivir siempre en el mismo sitio.

Esto me hace pensar que sólo los ricos pueden viajar porque sí. Y al fin y al cabo esto es hacer turismo (viajar por placer). Todos hacemos turismo cuando viajamos porque viajamos porque queremos disfrutar y nada más. Como muy bien dice Granados es un vicio capitalista o burgués (me refiero sólo al turismo), ya que sólo los burgueses pueden hacerlo. Ahora bien, existen diferentes formas de hacer turismo, eso es evidente. Esto depende de cada persona y no de las agencias de viajes.

No sé si así respondo a tu pregunta Mortius pero esto es lo que pienso. Ninguno de nosotros sabe realmente lo que supondría un auténtico viaje a lo desconocido, un viaje del que no sepamos hacia dónde nos llevará. Además, no sé si un viaje así nos produciría emoción o miedo. Quizás ambas cosas. Quizás sólo miedo.

Somos turistas. Queremos pensar lo contrario porque relacionamos el turismo con la no implicación y la explotación, aunque esto no tiene por qué ser necesariamente así. O puede que sí.

En el caso de On the road tenemos un ejemplo. El viaje no es convencional, no importa la ruta a seguir sino lo que encuentran los personajes por el camino. Parecen no existir las consecuencias. Pero el objetivo es el mismo. Viajar por placer. ¿Podríamos decir que el escritor y su amigo Dean son turistas? (no recuerdo bien los nombres). Pasan hambre. Incluso uno se desmaya de no comer(recuerdo bien esa parte). Pero a pesar de esto el motor de su viaje sigue siendo el placer y no la necesidad. Quizás esta sea la diferencia.

Otro tema es la libertad que sentimos cuando viajamos o hacemos turismo. Nos desprendemos de una carga muy pesada (trabajo, estudios, familia, amigos, ciudad...etc) para hacernos con otra muy ligera (el equipaje). Pero me temo que ahora no puedo entrar en eso.


PD: Me uno en las alabanzas a Mortal (quizás te merezcas que te lo llamemos a partir de ahora). Chiqui......un besazo.

Cristina dijo...

Bueno Morta, parece que has dejado el listón muy alto y nadie se anima a contestar.

La próxima vez intenta meterte otra vez con el Gepet o bien saca el tema del Betis- Sevilla, seguro que así se anima más gente, jeje.

Alberto dijo...

Yo tengo la respuesta más que meditada, pero estoy esperando a ver si alguien se anima y te contesta. Pero no te preocupes que de mi replica no te libras, pero es que tampoco quiero que monopolicemos todas las polemicas.

Chavales, el segundo párrafo de la Cris creo que crítica vuestra capacidad para escribir de algo más que futbol o el Gepet. O eso he entendido yo.

Besitos.

Ps: El habitante número 20 to the hause!

Alberto dijo...

Ps2: Me hace muy feliz que os haya gustado lo que he escrito; es guapo ver como algo que "creas" le guste a tus amigos.

¡Salud!

Cristina dijo...

Joder Morta, mira que he intentado picar un poco a la peña pa que se anime a responder pero ni aun así. Espero tu réplica.

PD: habitante número 20 no localizado aún. Te mantendré informado.

Edu dijo...

Ah! perdonad, yo es que cuando veo 'cristina said'ya me lo salto... no por nada, es que como voy leyendo así de escaqueo en la oficina, entre la hora que me haría falta pa leerlo, y la segunda pa entenderlo...

Estoy seguro que aunque hablásemos del sevilla-betis serías capaz a llevar el tema a la vertiente conflicto burguesía-pueblo llano e incitarnos a la revolución, jeje!! si de viajero/turista hemos acabado en el paleolítico...

Veo que has leído Morta bastante a Pérez Reverte sobre el tema, yo también siento cuando viajo y conozco nuevos sitios eso que él llama alivio de la nostalgia de lo no vivido, aunque la verdad, a la larga esta nostalgia se multiplica, ya se convierte en nostalgia de las vidas que has optado por no seguir viviendo en cada sitio del que te has ido...

Bonito tema el del viaje, muy bonito... no sé si tanto el de viajero o turista, todo es compatible... me acuerdo que me preguntaste un día, lo que no me acuerdo es que te diría... pero bueni, todo es compatible... de hecho, puedes ir como turista a un sitio, que luego te fascine tanto, que al final, el interés por el sitio y futuros pequeños viajes allí, te convierten en viajero...si es que hay alguna diferencia. Por que tu te puedes sentir viajero, serlo de espíritu, pero para los locales, para ellos, eres un turista.

Besos.

Coco dijo...

Ah q esperabas contestación. No lo sabia, pensé q era mas bien una reflexion, acertadisima, q ya lo he dicho, pero una reflexion. Desde luego a la cris no hay quien la pare...
Yo voy a dar una versión (ya q es lo q buscas y pides, no esq tenga necesidad de decir ni aportar nada, q seguramente os parecerá simplista y limitada:
Viaje: a mi me suena a movimiento, traslado de un lugar a otro.
Turismo: me suena a visita o a visita obligada un pco tambien, en plan: ¿q has estado en tal ciudad y no has ido a ver el noseq tal? tu estas loco mira qno hacer eso.
Por eso me senti tan identificado con el tema de sentirse libre y de enajenarse viajando, o, lo q es lo mismo, encontrarse al uno real q nunca habia salido, porq en definitiva esos dos extremos se atraen, no se si me explico, espero q si.
Y ahi me kedo. No llego a los burgueses ni a la lucha de clases ni al capitalismo, porq de eso no entiendo o entiendo poco y, logicamente de lo q no se o se mucho menos q tu o vosotros no voy a entrar.
Por otro lado decirle al rejon q el morta no se refiere al perez reverte sino a javier reverte, q no tiene nada q ver segun le oido decir hasta la extenuación.
Y por otro lado me gustaria saber esa lista de 20 quien la compone, no se yo si al hugo le hará mucha gracia el tema.
Besos para todos.

Edu dijo...

Si si, yo también me refería a Javier Reverte... lapsus mental.

Anónimo dijo...

ok artista, para cuando la barbacoa de navidad?

Alberto dijo...

¡¿Cómo?!

¿Qué barbacoa?

¿Cena de navidad? Pa eso queda un poqito aún, yo creo que podemos esperar...

¿Y tú quién eres?

Ps: Cambiando de tema: La lista por ahora no llega ni a 15. Lo de 20 será una paranoya que la Cris se ha inventado (eeeeeeeeeeeee !).

Cristina dijo...

eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Cristina dijo...

Bueno, ahora tengo más tiempo.

Pues sí Kuky, ¡No hay quien me pare!

Es que esto del blog me da mucha vidilla (Rejonis gracias de nuevo). Cuando vengo por la mañana a currar con los ojos pegados y la baba del Mankiw incrustada (incluso después de ducharme, está compuesta por un material ultra resistente) me alegra mucho ver las cosillas de los chavales. Sé que a veces suelto parrafadas pero es que empiezo a escribir y me pongo to loca.

PD: Yo no invento nada.

PD: ¿Quién coño es el de la barabacoa? Por el tema comida podría ser el Jaime (por cierto el 20N fue su cumple, llamadlo si aún no lo habéis hecho). Si no, no sé quién puede ser.

PD: Todos los usuarios anónimos sois unos cobardes. ¡¡Dad la cara!!

Rafa dijo...

Bueno amigo alberto, ya sabía hace tiempo que tenías este tema como una de tus grandes obsesiones, y me encanta la exposición que has hecho (espectacular) y el debate abierto (Cris, no seas ansiosa que alguno simplemente no hemos abierto el blog desde antes de que apareciera).
Mis comentarios al tema son:

- Recordando como ha comentado Cris la peli Diarios de motocicleta, viajar sería estar dispuesto a que el mundo te cambie, de hecho uno de los lemas de la peli y por consiguiente del Che era "deja que el mundo te cambie para poder cambiarlo tu despues". Este punto podemos relacionarlo con el turismo, en el que como tu comentas mors, tenemos, mas que fecha de vuelta en sí (este dato aunque indicativo no tiene porque ser definitivo), planes de no cambiar nuestra vida tal y como la conocemos, y por tanto planes de no cambiarnos tal y como estamos acostumbrados a ser. Creo que esta es la clave, el estar dispuesto a renunciar a lo que conoces (tus apegos), a tus seguridades y a tu forma de entender la vida y las cosas que te rodean por sentirte vivo. Esto es por definición libertad aunque también inseguridad. De hecho pocos de nosotros (yo al menos no) hemos viajado según este concepto, y lo que hacemos realmente es turismo sin más, cosa que a falta de “viajes” veo de puta madre pues es cultura aunque realmente no pueda tener este impacto radical en tu persona.(otro tema sería que hay distintos tipos de turismo).

- Al hilo de esto y en referencia a lo que comentaba Cris, no creo en absoluto que el dinero tenga en esto nada que ver, de hecho, en Edimburgo conocí a áuténticos viajeros, personas que se pasan seis meses currando de fregaplatos o de lo que sea para después viajar a la India o China otros seis meses (o para lo que les llegue) e integrarse en diferentes culturas, sin tener nada más (dinero seguro que no) que su próxima aventura, ni por supuesto ningún otro plan ni objetivo en la vida que el vivir viajando o quizás encontrar su vida mientras viajan.


Un abrazo muy fuerte para los chavales, en especial para ti, querido soñador

Alberto dijo...

Ole, ole, ole.

No sé si debería contestar o no. Yo ya he expuexto mi punto de vista y vosotros el vuestro(magnificamente); ahora si yo respondo a la vuestro,y luego vosotros respondeis...así hasta el infinito.

Pero tengo diez minutos antes de la cena. Y nada mejor que hacer(ya estudié mucho hoy, de verdad)

Pil-muy bonito tu post- yo creo que no hay que irse a la india ni nada de eso para viajar. El viaje que hicimos en el Ibiza; fue un viaje como yo entiendo el viaje. O un mini-viaje si quieres. Fuimos en un coche con un destino, pero decidiendo en cada momento que hacer, con tres amigos con los que no tienes de convecer que eres nadie o alguien. Fueron 7 dias que parecieron meses, y nos sentiamos libre, escapamos de la rutina, bueno no voy a repetir otra vez, todo. No nos dijemos a nostros mismos: killo, que estamos en valencia y hay que ver no sé que paranoya y hacerle fotos...Esta claro que el verdadero viaje es el largo y a sitios lejanos, pero los pequeños no son turismos.

Cristina, si parametrizas la cuestión
utuilizando tan sólo el dinero(o la necesidad) se acaba la cuestión. Es decir: vijar es ir de un sitio a otro por necesidad mayor. Turismos es viajar por placer. Si esto lo definimos así esta claro que ninguno hemos viajado, pero tampoco lo hicieron Livinstong, Stanley, Kropotkin, willy fox, El cano, ni ninguno de los grandes exploradores, porque ellos viajaban porque era lo que le gustaba hacer. Y además así, perdemos la diferencia que hay entre el guiry con viaje y grupo organizado haciendole fotos a la giralda, y aquella mujer que lleva un año con su pequeño equipaje, recorriendo españa, y escuchando historias para escribir su tercer libro.

Y en todo caso -yo local- no veo igual a los dos.

La nostalgia de las vidas que nunca viviremos...eso no sé que contestar, que hay quede ¿no? Quizás encontrando nuestro lugar en el mundo...no sé.

Besitos.

Edu dijo...

Igual no, y tu no...

pero mi abuela sí ve a los doa como turistas...

Una anécdota muy graciosa que se me olvidó poner ayer, fue algo que me paso en mi pueblo creo que este verano (contextualizo: mi pueblo, Albaladejo del Cuende, Cuenca, 600 habitantes en invierno, casi 2.000 durante las fiestas, 83., la media de edad). Una amiga de la abuela, de esas que vienen mientras estás comiendo (a las tres y media) "Ahi, que os pillo en la comida, me voy", "no hija no, no te preocupes, estos de ciudad es que comen muy tarde", "yo es que como he visto el coche de la Julia quería pasar a saludar", "ahi que buenos mozos!, yo soy vuestra prima eh?"(en el pueblo, todos son primos) "vuestro abuelo, pobrecito que bueno era, era sobrino segudno del primo de mi padre"... Bueno pues una de esas, viendo de las cosas que hablábamos, nos interrumpe y nos pregunta: "pero cuándo se va a hacer turismo de ese qué hay que hacer? eso cómo se hace?"

Curioso.

Besos (Gracias a ti, Cristina).

Pd: el anónimo era Coco, y lo de la barbacoa es una cosa que le comente a él ( y a ti también, Morta) que creo que deberíamos de organizar para los días de Navidad, con sus barriles de cerveza y to las cosas, para juntarnos media huerta con representación de to las generaciones... me encantó el sábado ese 8 de octubre que nos juntamos todos en el bar del perico...

Alberto dijo...

Muy Bueno Rejoni. Le podias decir a ese familiar tuyo que se pasara por aquí a ver si le aclaramos algo...jeje.

Gran idea esa de la barbacoa (y una pena mi cabeza que no es capaz de retener ni una información de utilidad); un poco dificil de hacer por eso de que ya son más curris que estudiantes. Pero se puede intentar.

Abre un post al respecto, que es lo que viene siendo el modus-operanti.

Salud y Birras a tuti pleni.

Cristina dijo...

Chavlesssss, Barbacoa entre el 22 y el 8 Please!!! ¿Unos periodistas?, Rejonis o Kuky podéis hacer gestiones ¿no? Gueeeeeeeee!!

PD: Morta, lo que comenté de que el turismo es viajar por placer lo decía respecto a nosotros. Pero como bien dices mejor no sigo porque podríamos llegar hasta el infinito....

PD: Hay novedades del habitante número 20, te lo comento vía e-mail.

Besos!!

Coco dijo...

Oye correcto todo, yo digo q el finde de reyes es es-pec.ta-cu-lar para hacer la barbacoa. o ese o el 2 de dicimebre son mis fechas en sevilla . Pero bueno sino puede ser en esas fechas lo entiendo
pero normalmente casi tol mundo nadará por alli en reyes...
Besos artistas, ay q os kiero churris...

Alberto dijo...

Correcto; para Reyes es correctísimo

Rejon: ¡Post ya!

PS: Chekeando e-mails

Anónimo dijo...

Morta cahondo!

Anónimo dijo...

Morta cahondo!

Alberto dijo...

Desconozco a que te refieres; pero para infamar siempre hay tiempo

Alberto dijo...

Y una vez decubierto el autor de tales infamias debería anderse con ojo, porque el blog tiene largos brazos que pueden llegar hasta tu teclado.

¡Salud!

Anónimo dijo...

Morta ultra cachondo!!

Tod@s dijo...

Cristina pesá, flipá, y emocioná de la vida.

Coco...no tenemos insultos para ti, otra vez será.

Cristina dijo...

Eres un mamón, ¿tú lo puedes ver todo o qué? (tienes ese poder y te encanta ser así de déspota, decidir qué blogs se publican, qué fotos...)

Yo soy la de "ultra cachondo" sí, pero sólo secundaba al primer anónimo que lo había dicho dos veces. Y mejor no hablemos de flipaos (yo SÍ SOY UNA FLIPÁ ya sabéis que me encanta)

Tod@s dijo...

Tod@s puede con tod@s.

El primero es el Coco.

Sí lo veo todo.

Hasta la próxima.

Coco dijo...

Oye q tampoco hay q ofenderse, buen hombre. Era una simple broma sin ninguna intención maligna. Si era yo y no se porq salio publicado dos veces, pero ya te digo q era una broma sin animo de ofender.
Tampoco creo q estar cachondo sea un insulto sino algo muy logico. En cualquier caso, mi churrita burlona, piensa un poco q seguro q puedes encontrar un monton de argumentos para insultarme...
No keria infamiar, pero te lo has tomado asi porq kerias llevar el tema en secreto? venga hombre q era una bromichuela sin mala intencion...Ay julandron

Alberto dijo...

Jajajajajajaja

¡qué aquí no se ha ofendido nadie!